Consiste en poner fuera de servicio una instalación o equipo, generalmente industrial, o de otra índole (ej.barcos).
El desmantelamiento incluye las técnicas propias de demolición (anteriormente citadas), de desguace (consistentes desmontar o trocear de forma manual, generalmente con oxicorte, o mecánico con implementos de corte como cizallas) y de separación, selección y gestión de residuos y materiales. Además, en el caso de existir residuos peligrosos (ej. amianto, PCB,…) también incluye las técnicas de descontaminación.