Consiste en hacer desaparecer una construcción, elemento u objeto.
Mediante las técnicas de demolición y descontaminación,
anteriormente descritas.
Siendo una parte bastante productiva nuestras tareas,
de troceo mediante cizalla, y el oxicorte manual.
Pueden ser de carácter maquinarias y/o un medio de producción,
ya sea industrial o recreativo, o bien un elemento de transporte,
de cualquier índole.

Siempre gestionando conforme a la directiva vigente, las sustancias
y residuos peligrosos, que puedan contener algunos de los fluidos
y componentes sólidos, del objeto a desmantelar.
Puesto que pueden ser nocivos para la salud humana e irrespetuosos
con el medio ambiente.

Reciclando los materiales susceptibles de ello, metales, vidrios, etc.
Y contemplando la  posibilidad de revalorizar, u otorgar una segunda vida,
a otros de los componentes de estas construcciones y objetos.